viernes, 9 de mayo de 2008

Los precios van por el ascensor

3 comentarios:

Daniel Paz dijo...

Quería hacer unas escaleras como las del gran Maurits Cornelis Escher, pero me salió ésta, que se parece a la cinta de Moebius. Qué va´cer

anais dijo...

Dicen que lo terrible de la verdad es que no tiene remedio...

Y esta verdad, sabiendo estas cosas, es mucho más cruel.

Tu esclara, un joyita.

Abrazos,

P.

Esteban dijo...

Daniel, es envidiable el hecho de que puedas trabajar de aquello que te gusta hacer. Es preferible sufrirla inflación con un salario ganado en un trabajo que te gusta y te hace feliz ¿no?
Felicitaciones por tu arte