viernes, 4 de diciembre de 2009

Hechos de la vida real - 3

15 comentarios:

GALANTZ dijo...

Que triste che
Tuve el placer de conocerla una vez a velinda.
Un abrazo

Max Aguirre dijo...

"Oscuro lazo de niebla, te pialó junto al barranco, solita te fuiste yendo, mi bici, te estoy nombrando"

Parafraseando a Atahualpa...
yo no sé andar, de pibe me negué a aprender y de grande soy un incapaz del equilibrio y siento que me pierdo de algo que me encantaría...

en fin

inyaka dijo...

a mi tambien me gusta movilizarme en bici y tambien me la acaban de robar (tambien de boludo)

pero es solo un objeto que vas a tener que reemplazar

de todos modos, andar en bici es lo mejor, un abrazo fraternal para todas nuestras bicis robadas estén donde estén

Lubrio dijo...

Qué tristeza! pues no era una bici, era un cacho de historia en tu vida! La verdad me dio muchísima pena tu relato... no sé, que ocurra un milagro y puedas reencontrarla.

Saludos y suerte!

ERSandov dijo...

Como en tu caricatura del 24/08/09 "León, el activista peleón" que diran los progres con respecto del robo de tu bicicleta... a ver que hablen ahora pues...

Liniers dijo...

A mí también me robaron una bici, pero a punta de pistola...una aventura.
Viste que en las películas los "malos" nunca andan en bicicleta... el único que encontré es un pendejito nazi en la novicia rebelde...
es que las bicicletas son buena gente.
Saludos Daniel
fuerza!!

Iván R. dijo...

A mi una vez me la quisieron robar. Yo tenia 11 años mas o menos, 2002 por ahi,y me perseguian 2 flacos en una bici.yo era un soque pedalenado.
cuando ya me estaban alcanzando, pasa un chico en la direccion opuesta con una bici cromada, y de repente los que me estaban persiguiendo se dan vuelta y empiezan a perseguir al chico de la bici cromada.
gracias chico de la bici cromada, quien quiera que seas.

Badanita dijo...

Es que una bici es mucho mas que una bici. Ojalà la tenga un pibe que jamás haya tenido una y le de muchas alegrias.

Mejor pensarlo así, no creés?.

( Siempre paso, nunca dejo mensaje).

Beso.

Daniel Paz dijo...

Galantz: gracias por el recuerdo.

Max: Tené en cuenta que en mucha gente el sentido del equilibrio cambia cuando uno pasa la adolescencia. Si tuviste dificultades de chico para andar en bici, es probable que ahora sí puedas. Gracias por la visita.

Inyaka: un abrazo, hermano.
Lubrio: gracias por tu mensaje.

Ersandov: es un tema complicado.

Liniers: cierto, los que van en bici siempre son buenos. Otro logro del poderoso e influyente lobby de los ciclistas.
Fijate que además, en las pelis, si alguien cae desde lo alto de un edificio, siempre se estrella contra un auto, nunca contra una bici.

Iván: qué momento !! Me gustaría que el tipo de la bici cromada pasara por acá y contara cómo siguió la historia.

Badanita: Gracias por escribir.

Milenius dijo...

Me dio mucha penita ayer, cuando leía esto en Página...
Qué impotencia, me cache en dié...
Un beso.

MNL dijo...

oh, que historia tan triste...Pero tio me encantan tus dibujos eres genial y me gusta mucho tu estilo. Yo tengo trece años y mi aficion es dibujar, si quieres te agradecedria mucho que visitaras mi blog y comentaras. la pagina es:
www.manuel-mnlcomics.blogspot.com

inyaka dijo...

cuando andas en bici, puede ver el paisaje, los edificios la gente


por tanto cuando andas en bici:
ves el edificio, ves a alguien cayendo y evades como puedes XD


por cierto, si todos los ciclistas son buenos. Por eso no tenemos nada que hacer en la política XD

crónicasdeunalente dijo...

Me pregunto con devota insistencia las razones de tu partida. Te deje en la columna con la silenciosa promesa de que tan solo serían quince minutos, lo que toma un entretiempo de futbol, un café en horario de trabajo, lo que tardan unos fideos secos en cocinarse. Una ausencia efímera, de la cual solo te darías cuenta porque una correa y un candado te retenían. No por desconfianza contigo, sino hacia los amores fugaces de miradas ajenas, que a pesar de ti, de tus años, de tus kilómetros, de tus parches, aún te devoraban con sus ojos.

Quiero culparme, quiero atribuirme las negligencias que te alejaron de mí, de no hacerlo mi corazón se desangraría de broncas. Llegamos rápido a esa nefasta esquina de Oroño y San Lorenzo, razón que atribuí a lo feliz que te hacia deambular por un boulevard de frondosas arboledas, escultóricos bancos, mansiones señoriales. Tu excitación debiera durar, supuse cuando presione tus frenos dándote la señal de llegada. Un respiro necesario, esa pausa para que el paisaje se fije a la memoria de tus rayos, como ya habíamos hecho con tantos otros recuerdos en viajes compartidos.

Pero ese lapso de fideos secos me vacio de tu existencia, me exhibió lo perverso del amor mediado por lingas, la eternidad de lo efímero, la morbosa presencia de tu falta, la ablación sin anestesias. Ahora en mi bolsillo, inútiles cuelgan unas llaves, pues unas herramientas maquinaron sustracciones urgentes en manos de otros, que llamamos terceros, que gritamos ladrones. Aquellos que no saben de aventuras, que no ven en ella visas a infinitos destinos, sino divisas para escasos consumos.

En el vacio de estos días, aún no se de que valen mis piernas sino te tengo a mi lado, de qué sirven mis pies sin tus pedales, de que vale cerrar los puños si no es para cubrir de piel tu manubrio. Espero que con el tiempo pueda redefinir mi cuerpo, resignificar tu ausencia.

Puteo suave, evocándote: Rayos!

Me paso a mi, lo puse en mi blog: www.lacoctelera.com/europaencicla

Daniel Paz dijo...

Milenius: un beso para vos también.

MNL: ahora voy a visitar tu blog.

Inyaka: buen punto. Ahora yo me pregunto ¿es que los ciclistas esquivamos a los suicidas o es que estos tienen preferencia por los autos?

Cróicasdeunalente: qué lindo texto. Muchas gracias :)

S. Mariano Bertelli Ramos dijo...

Q feo, me paso lo mismo hace unos años atras... con mi bici pude terminar mis estudios... se lo q se siente viejo. Saludos Genio.